En el Barrio de Arapiles de Madrid, se realizó el proyecto de interiorismo para un local dedicado al cuidado de la columna vertebral, aires naturales con un toque vintage para una consulta singular con mucha identidad.

Sala de espera del centro Natural Spine decorado por Belén Ferrándiz